Del tecleo a golpes a la digitación en cualquier lugar vía bluetooth

Para los que tenemos un poco más de años y conocimos los primeros computadores con grandes torres, disquetes, ruidos extraños para conectarse a internet, pantallas oscuras, comandos como dir, *.exe, *.* y nada de Windows, podemos decir que hemos visto con nuestros propios ojos el increíble avance de la tecnología.

Diferentes tamaños, velocidades, conectividad, resolución de pantalla, gráfica y un sinfín de cambios que nunca imaginamos podrían ser posibles.

En este océano interminable de tecnología, existe un accesorio que no ha podido ser reemplazado, y es el teclado. Los primeros tenían grandes teclas, que con el tiempo y el uso se pegaban, salían y nos hacían pasar más de un mal rato.

Luego comenzó la innovación con los teclados ergonométricos que prometen mantener las manos en una mejor posición para evitar problemas como la tendinitis. Luego llegó Apple con estos teclados maravillosos estéticamente, suaves y con teclas que apenas sobresalen.

Y cuando pensamos que ya habíamos visto todo, aparecen los teclados inalámbricos. Prácticos, cómodos y absolutamente fáciles de usar, una excelente alternativa para quienes además de la tecnología, se preocupan de mantener un entorno ordenado y para ello la ausencia de cables es fundamental.

La evolución llegó al grado de que los teclados alfanuméricos dejaron de ser de uso exclusivo de computadores personales, sino que llegaron a las consolas de videojuegos, celulares e incluso televisores.

En este contexto es que en Pandora hemos querido acercar a tu hogar la tecnología de teclados inalámbricos vía bluetooth, que aparte de ser cómodo, compacto y compatibles con computadores, televisores, consolas y celulares, incluye un “trackpad”, es decir un panel táctil para mover el puntero del mouse.

Te invitamos a conocer más de la evolución del teclado aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *